Bienvenid@a a MATSU Creación

Blog

Seguimos contando lo acontecido durante el último Encuentro ENTRE, trás la y parte.

Mantenemos el orden cronológico:

 

Acción colectiva trás el intenso taller impartido por Nieves Correa y Abel Loureda «Más allá de la narración». Elegimos un mismo elemento con el que accionar simultáneamente todo el grupo, dicho elemento fueron ocho sillas, una por participante. Colocadas en círculo la acción consistía en accionar durante dos minutos con cada una de las sillas hasta completar el círculo. El tiempo era marcado por el sonido de la campana tibetana.

 

Fotos cortesía de Anto Lloveras

 

Continúa Nanda Ruano quien nos sorprende apareciendo con tan sólo una bolsa de gusanitos. De manera incesante Nanda da saliva a un extremo del gusano para así ir construyendo una pequeña ciudad gusano-futurista. En un momento dado las demás personas se suman, creo que necesitaban comprobar por sí mismas el milagro de la construcción efímera pero donde torres y puentes se mantenían y crecían. Pero el final de esta ciudad era ser deborada por su creadora.

 

 

La penúltima acción viene a cargo de Abel Loureda, una acción ritualística donde emplea 13 plumas. Explico brevemente la historia de estas plumas: fueron enviadas a su casa hace más de dos años como invitación a participar en la acción colectiva 13 plumas dentro de la exposición El Recolector de Plumas de Ana Matey en Espacio b. Abel durante todo este tiempo a desplazado en su coche estas 13 plumas y el pasado 25 de Julio a través de esta acción rememora la acción acontecida y regresa las plumas a su remitente. En su día él escribe:

En primer lugar desaté el paquete y coloqué las plumas en línea frente a mí.

Luego cogí la primera, la mojé en tempera roja y dibujé sobre mi brazo el  jeroglífico egipcio que es una pluma.

Seis dibujos en cada brazo.

El dibujo número trece, mucho más grande y sobre mi pecho.Luego coloqué las plumas de nuevo en el paquete y con una cuchilla de  barbero me corté trece mechones de pelo de diferentes partes del cuerpo (cabeza, pecho, brazos…) y los coloqué sobre las plumas.

Cerré de nuevo el paquete.

Ahora viaja en el choche conmigo.

La última acción fue a cargo de Igor Sousa y Ana Matey, de esta acción no hay más registro que la palabra. Bajo título «Entre 2″ se creo una sinfonía de besos y labios rojos pasando de dos a todas las personas que quedábamos justo unos momentos antes del amanecer.

Y así estábamos a las 7 de la mañana las que logramos aguantar toda la noche …

Y Anto Lloveras quien participó con su presencia posteriormente ha participado con su narrativa, ¡gracias Anto!

Y gracias a todas las demás personas, artistas y participantes por hacer posible este IV Encuentro en MATSU, ¡como siempre un placer!